FBR

¿Qué son para mi las FBR?

Las FBR (Fast & Better Runners) son unas zapatillas diseñadas por Franc Benyto, también conocidas como las zapatillas sin talón. Actualmente son las zapatillas que uso, ¿Por qué? Durante este artículo te mostraré, basándome en mi experiencia con ellas, sus PROS y sus CONTRAS y las razones por qué son mis zapatillas actuales para todo.

Nada más verlas, algo no te cuadra, su DISEÑO, que rompe con todos los esquemas actuales. Le falta una parte, te han vendido un trozo de menos, dónde te has dejado los talones… son comentarios que surgen en la cabeza de cualquiera, pero es precisamente por su DISEÑO, por lo que son unas excelentes zapatillas. Este diseño no ha sido al antojo de Franc Benyto, sino que han sido producto de diversos estudios e investigaciones para que, no solo se imite la pisada natural como ocurre con las zapatillas minimalistas, sino que incluso la mejora.

Otro de los factores que la hacen diferente es el periodo de adaptación, que puede resultarte LARGO, pero… pensándolo bien, cada vez que cambias de tipo de zapatillas es necesario un periodo de adaptación, y cuanto más grande sea, más largo debería de ser. Con un modelo de zapatilla tan rompedor, realmente el periodo de adaptación no es tan largo y, ¿Qué zapatilla puedes comprarte acompañada de un  PLAN DE ENTRENAMIENTO? Que yo sepa solo las FBR. Estas zapatilas vienen con un detallado plan de entrenamiento para adaptarte a ellas desde cero (si estás empezando a correr o vienes de una lesión) o partiendo de una base (si ya estás entrenando). Además estos planes han sido diseñados por Franc Benyto, lo cual le otorga garantía, y son muy fáciles de llevar.

Estos planes vienen recogidos en una GUÍA muy completa donde además se recogen foros de pisadas correctas e incorrectas con las FBR, y una sección de ejercicios muy completa, con ejercicios de familiarización, calentamiento, estiramientos, técnica de carrera y fortalecimiento que te acompañarán por todo el plan de entrenamiento.Y aquí surge otra de las grandes ventajas, ninguna zapatilla viene con un plan tan elaborado por ese PRECIO, es más, me atrevería a decir, que con las primeras FBR que te compras, estás pagando el plan de entrenamiento que incluye y te regalan las zapatillas.

El plan de entrenamiento se compone de la siguientes fases:

  • Fase Go! 50 sesiones por las que deberías comenzar si nunca has hecho deporte, tienes sobrepeso o llevas mucho tiempo de inactividad.
  • Fase de Familiarización, si ya estás corriendo deberías empezar por estas 6 sesiones para familiarizarte con las zapatillas y el concepto FBR.
  • Fase de Adaptación, es la segunda fase a la que llegarás desde una de las dos fases anteriores, se compone de 8 sesiones con las que terminarás de adaptarte a las FBR. Tras terminar esta fase le cogerás el gusto a las FBR y se convertirán en tus zapatillas preferidas.
  • Fase de Integración, con 12 sesiones de entrenamiento, para mí supuso la fase clave del concepto FBR, desde que terminé esta fase, ya apenas he usado otras zapatillas, si cambio me siento raro y a cada pisada noto las diferencias con las FBR.
  • Fase de Consolidación, 35 sesiones donde ya empieza a verse un entrenamiento más consolidado, con muchas sesiones de calidad que te hacen sentir todo lo que conlleva el concepto FBR. Esta fase solo debes realizarla si tienes más de 13 años.
  • Fase IRD, o fase Importante Rendimiento Deportivo, es la fase que te hará despegar con las FBR a través de 30 sesiones y competir con ellas con garantías. Esta fase solo debes realizarla si tienes más de 18 años.

Pero si te parece LARGO este periodo, tambíen incuye un atajo, un camino corto que ni yo ni los diseñadores del concepto FBR, te recomendamos, pero al menos es un mínimo de 25 sesiones necesarias para disminuir al mínimo el riesgo de lesiones. 

A una media de 3 sesiones semanales, si realizas el método desde la fase de familiarización, en poco más de 3 meses no estarás usando otras zapatillas. Si coges el camino corto puedes ahorrarte un mes, ¿Merece la pena? Para mi no.

Si ya estás en periodo de competición, estos planes se te quedarán cortos, y ahí es donde mi ayuda puede resultarte útil, ya que diseñaría los planes de forma que se incluyesen las sesiones del método FBR complementándolas y combinándolas para garantizarte un plan adecuado a tus necesidades.

Si decides llevar a cabo todas las sesiones de entrenamiento por tu cuenta porque estás empezando la temporada, es otra buena opción, pero cuando termines, puede ser un error quedarte anclado en las fases 4 y 5 del programa, deberás seguir otro plan  para seguir progresando, y de nuevo estaré ahí para ayudarte.

La ventaja que más me gusta de las FBR  es el aspecto técnico, es donde veo que se producen más mejorías, y a nivel cualitativo, mejorías que  te van a EVITAR LESIONES, ya que es difícil realizar una pisada incorrecta, por lo que zancada a zancada  notarás que vas realizando una PISADA CORRECTA, esta diferencia entre cualquier otra zapatilla y las FBR, se hace aún mayor conforme la FATIGA va apareciendo, con otras zapatillas comienzas a arrastrarte, a tener fallos técnicos, a dejarte llevar, pero las FBR te impiden hacerlo. Muchas veces me imagino la diferencia abismal que se puede producir en la última transición ed un IronMan, donde la maratón está plagada de zombies y ven que aquella persona que iba con las «zapatillas raras» corre con una técnica como si estuviese totalmente fresco.

Personalmente, uno de mis fallos en las carreras, sobre todo cuando he ido más fuerte de la cuenta, es que tengo errores en la postura, miro hacia abajo, me encorvo y eso hace que afloren fallos técnicos. Con las FBR, en unas de mis primeras competiciones me pasó lo que nos pasa a mucho, salí muy fuerte los 2 primeros kilómetros y los pagué el resto de la prueba, sin embargo noté cómo la POSTURA de mi cuerpo seguía siendo la misma, las FBR me impedían tener una mala postura, y es que por su diseño, te hacen tener una postura agresiva, de ataque. Aquí abajo podéis ver 2 fotos mías, en ambas cansado, agotado e intentando tirar de mi cuerpo, pero en la foto de la izquierda se aprecia una postura totalmente errónea (encorvado, mirando hacia abajo, taloneando…) y en la derecha solo se aprecia la cara de sufrimiento, ya que la postura y la pisada siguien siendo correctas.

Y esto me lleva a otro aspecto positvo de las FBR, lo fácil que es hacer un CAMBIO DE RITMO con ellas, tan sólo tienes que ampliar un poco la longitud de la zancada para que las FBR te lleven a tener una potenccia adecuada, por lo que los entrenamientos de calidad se hacen más amenos y atacar en competiciones es mucho más sencillo.

Otro aspecto que noté desde el principio es la EFICACIA MECÁNICA, comparando con sesiones a ritmos similares aprecié que mis zancadas eran más largas, más eficaces, por lo que estaba consiguiendo esos ritmos con un esfuerzo menor, y esta diferencia se hacía más patente conforme los ritmos eran más altos. Por lo que cuando dicen que las FBR pueden conseguir hacer bajar una maratón de las 2 horas, me lo creo; me imagino a atletas de élite como Kipchoge, Gherbresialassie, Paula Radcliffe o Bekele y lo veo como una hazaña deportiva más que posible. Atletas de élite que ya las está usando son Jesús España, todo un referente en nuestro país y Juanra Pous, que está consiguiendo resultados excelentes a nivel mundial en su categoría de veteranos.

Al tener por primera vez las FBR en  mi mano, se produjo una sensación contradictoria, la parte de arriba de la zapatilla, el UPPER es SUPER LIGERO, propio de las mejores zapatillas de competición, sin embargo la SUELA, pese a no tener talón, parece PESADA, y es que realmente se trata de una zapatilla de entrenamiento. Actualmente sé que están trabajando en un modelo de FBR de competición. Pese a ser una zapatilla de entrenamiento, debo decir que los resultados con ellas se asemejan al obtenido con mis zapatillas de competición, e incluso los mejoran, así que en cuanto saquen un nuevo modelo más competitivo no voy a dudar en comprármelas.

Esta suela tan robusta le otorga otro punto positivo, La DURABILIDAD, llevo con ellas desde el inicio del 2019 y las noto como nuevas. Tras hacerle más de 600 kilómetros tan solo se aprecia una zona de desgaste, y creo que es de frenar en las bajadas. Incluso la plantilla interna, que a priori parece una plantilla normal y corriente, sigue intacta. Tampoco se aprecian desgaste superior o rasgaduras. 

Esto creo que es debido en gran parte a su AMORTIGUACIÓN, una de las batallas entre las grandes marcas tradicionales y las zapatillas minimalistas. Las tradicionales suelen tener mucha amortiguación, sobre todo en zapatillas de entrenamiento, esto hace que 

Esto creo que es debido en gran parte a su AMORTIGUACIÓN, una de las batallas entre las grandes marcas tradicionales y las zapatillas minimalistas. Las tradicionales suelen tener mucha amortiguación, sobre todo en zapatillas de entrenamiento, esto hace que sean super cómodas, pero también se han convertido en fuente de lesiones por amortiguación excesiva. En cambio, las zapatillas minimalistas reducen la amortiguación al mínimo con el fin de imitar la pisada natural del ser humano, cuando corríamos en taparrabos tras una presa o para huir de una fiera, el uso de este tipo de zapatillas han dado muy buenos resultados, pero tabién han provocado lesiones al no realizar un periodo de adaptación adecuado o al seguir taloneando con ellas. Sin embargo las FBR son otro mundo, ya que la amortiguación la pones tu, de ahí que el periodo de adaptación sea tan largo, debes acostumbrar a tus músculos, ligamentos y tendones a reaccionar de otra manera. Al principio notarás más carga muscular tras los entrenamientos pero, si haces los estiramientos adecuados, no te llevará a ningún tipo de lesión por este motivo. Si las zapatillas tradicionales te dan amortiguación y las minimalistas favorecen una pisada natural, las FBR hacen ¡Las dos cosas a la vez! Su diseño hace que no sólo se imite la pisada natural, sino que MEJORA LA PISADA NATURAL, realmente tras cada zancada rápida me siento como una gacela o un guepardo, obteniendo una REACTIVIDAD impresionante.

Cuando te enfrentas a CUESTAS, te das cuenta de que te facilitan bastante la subida, si eres capaz de mantener una amplitud de zancada adecuada, la amortiguación que proporcionas a tus FBR te hacen subir a buenos ritmos, sin perder mucho tiempo, si la pendiente es suave, ni te darás cuenta de que estás subiendo, y si la pendiente es fuerte verás cómo recortas a tus rivales zancada a zancada. En cambio, la primera vez que bajas, la posición que te hace tener las FBR te dan una sensación de que son INDOMABLES, ya que rápidamente y sin quererlo te aceleras y sigues con una zancada amplia, lo cual te hace tener una sensación de descontrol sobre tus piernas que van a un ritmo mucho más rápido del que pensabas. Si sigues los planes diseñados, hasta el cuarto módulo no introduce las cuestas, y es lo recomendable, porque primero tienes que saber correr en llano para, posteriormente, pasar a dominarlas en cuestas, hazlo poco a poco, aumentando desniveles progresivamente, trabajando la técnica de bajada de forma específica, probando diferentes desniveles en una cinta, y cuando las tengas domadas y aparezcan las cuestas en competición, MARCARÁS LA DIFERENCIA con tus rivales sin tener que realizar un gran esfuerzo.

Uno de los aspectos que no me gustó de las FBR desde el principio, y que no me suelen gustar en la mayoría de zapatillas, fueron los CORDONES, tradicionales de lazada como en la mayoría de los casos, tan solo las zapatillas de trail o triatlón varían en este aspecto, y no todas. Sobre todo al principio, cuando para completar mis entrenamientos cambiaba de zapatillas, era un engorro, pero cuya 

solución era fácil, cambiar a unos cordones automáticos de silicona que son más fáciles de poner y, por un precio irrisorio, tienes este aspecto más que solucionado. Con este aspecto arreglado, tanto al principio del entrenamiento como si las usas para triatlones, hacen que las zapatillas tengan mucho más valor.

¿Por qué las uso yo? Pues teniendo en cuenta todo lo dicho anteriormente, vemos que tenemos más del doble de aspectos a favor que en contra, de los cuales muchos se solucionan con los aspectos a favor o de forma fácil como los cordones, reduciéndose considerablemente. Pues de todos ellos, se han convertido en mis únicas zapatillas por dos grandes motivos, la FACILIDAD PARA MANTENER UNA POSTURA CORRECTA, y los resultados al AMPLIAR LA ZANCADA y PODER TRABAJAR A RITMOS ALGO MÁS ALTOS. Sin embargo, de los pocos aspectos en contra, solo me quedo con uno que debe mejorar, y que sé que están trabajando en ellos, la PESADEZ DE LA SUELA. Si siendo unas zapatillas de entrenamiento pesadas que mejoran levemente los resultados de zapatillas de competición, ¿Qué podrás conseguir con ella cuando reduzcan su peso? Estoy ansioso por calzarme las FBR de competición en cuanto salgan.

Por si fuera poco, este es el primer diseño comercial que sacan, por lo que sus posibilidades de expansión son enormes, aún más conociendo que Adidas ha establecido contacto con ellos para posibles colaboraciones. Anteriormente usaba Adidas tanto para competir (Adizero Adios Boost) como para entrenar (Supernova Sequence Boost) y que ahora tengo guardadas, pero he de reconocer que desde el primer momento me he imaginado las FBR con suela Continental o Vibram y el tejido Boost, pero tiempo al tiempo, seguiremos muy de cerca estas zapatillas y probaremos toda sus evoluciones.

Si tras este artículo he conseguido desmontar tus prejuicios sobre las zapatillas sin talón y quieres probarlas, contacta conmigo, puedo ofrecerte un código personal con el que obtendrás un pequeño descuento y asesorarte sobre su uso y sus planes de entrenamiento. Aquí os dejo el enlace de la web oficial: https://fbrconcept.com/

Tras el test

Realizamos un test en las pistas de atletismo de Marchena recién estrenadas. Tras realizar un calentameinto de 3 km con ejercicios de estiramientos, de técnica de carreara y progresivos, realizamos el test que consistía en hacer las siguientes series con cada zapatilla: 1600m (4 vueltas), 800m (2 vueltas) y 400m (1 vuelta), tras cada seríe se hacía un descanso completo de 6, 3 y 1:30 minutos, respectivamente. Para no empezar siemper con las mismas zapatillas y equiparar el desgaste acumulado, las series de 1600m y 400m comencé con las Adidas, y la de 800m con las FBR. a continuación dejo a la izquierda los resultados con las FBR, en el centro la diferencia y a la derecha el resultado con las Adidas.

Conclusiones tras el test

  • Un test más detallado quizás requeriría hacer una prueba de esfuerzo con ambas zapatillas para controlar todos los datos posibles.
  • La diferencia de peso de 47 gramos entre ambas zapatillas hace pensar que las Adidas tendrán mejores resultados que las FBR, aunque como vemos no es así, siendo el aspecto principal a mejorar por las FBR.
  • La mayoría de los datos, salvo la frecuencia cardiaca (FC), sale a favor de las FBR.
  • La variación de la frecuencia cardiaca no considero que sea significativa con los resultados del test.
  • En la primera serie las diferencias son mínimas, salvo en el rimo máximo alcanzado y en la cadencia y el tiempo de contacto con el suelo (TCS), pero conforme va apareciendo desgaste, las diferencias aumentan.
  • La cadencia es ligeramente superior con las FBR y el tiempo de contacto con el suelo significativamente inferior, lo cual hace que las mejoras cualitativas sean evidentes.
  • El tiempo y el ritmo medio ha sido siempre mejor con las FBR, lo cual demuestra una pequeña mejora cuantitativa.
  • Unos segundos de diferencia pueden parecer pocos, pero durante una carrera pueden significar mucho.
  • Si con el desgaste las diferencias aumentan, se podría pensar que en carrera los resultados serán mejores, mayores cuanto más largas sean dichas carreras.
  • Si tienes una buena pisada la diferencia entre las FBR y tus zapatillas serán menores que si eres un corredor que talonea.

¿Quieres un código de descuento?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio